skip navigation
Sistema Nacional de Información de Títulos de Vehículos Automotores background image
Política de privacidad del NMVTIS | Descargo y aviso del portal

Glosario

Ley contra el Robo de Automóviles: Ley aprobada en 1992 para prevenir y disuadir el robo de automóviles. El Título II de la Ley autoriza al NMVTIS y tiene la finalidad de prevenir el fraude de títulos de automóviles. La Regla Final del NMVTIS fue publicada en el Registro Federal el 30 de enero de 2009.

Reciclador de automóviles: Empresa que adquiere vehículos para uso reciclado como piezas, chatarra o fines similares.

Marca: Etiquetas descriptivas acerca de la situación de un vehículo automotor, tal como “chatarra”, “desguace” e “inundación”;

Certificado de Título (Título): Documento utilizado por un estado que indica a quién pertenece un automóvil.

Consumidor: Persona o entidad que compra un automóvil o financia la compra de un automóvil. Los consumidores incluyen a personas privadas, concesionarias, empresas de remate o entidades que se dedican al negocio de comprar automóviles usados, prestamistas que financian la compra de automóviles nuevos o usados, y concesionarias de automóviles.

Compañía aseguradoras: Persona o entidad que se dedica al negocio de emitir pólizas de seguro de automóvil.

Automóvil chatarra: Un automóvil que:
(A) No puede funcionar en calles públicas, caminos y carreteras; y
(B) No tiene valor, excepto como fuente de piezas o chatarra.

Chatarrería: Persona o entidad que se dedica al negocio de adquirir o poseer automóviles chatarra para:
(A) Reventa de forma integral o como repuestos; o
(B) Rearmado, restauración o aplastamiento.

Operador del NMVTIS: Persona o entidad autorizada o designada como operador del NMVTIS según 49 U.S.C. 30502(b), o la oficina designada por el Secretario de Justicia de EE.UU., si no existe una persona o entidad autorizada o designada.

Comprador: Persona o entidad que compra un automóvil o financia la compra de un automóvil. Los consumidores pueden ser ciudadanos privados, concesionarias, empresas de remate o entidades que se dedican al negocio de comprar automóviles usados, prestamistas que financian la compra de automóviles nuevos o usados, y concesionarias de automóviles.

Automóvil de rescate: Un automóvil dañado por colisión, fuego, inundación, accidente, entrada ilegal u otro hecho, en la medida en que su valor de rescate justo más el costo de reparar el automóvil para funcionamiento legal en calles públicas, caminos y carreteras superaría el valor justo de mercado del automóvil inmediatamente antes del hecho que causó el daño. Los automóviles de rescate incluyen a automóviles que se determine que constituyen pérdida total bajo la ley de la jurisdicción correspondiente, o que una aseguradora lo designe como siendo pérdida total bajo los términos de sus pólizas, independientemente de si la titularidad del vehículo se transfiere a la aseguradora.

Desarmadora: Una entidad que adquiere automóviles chatarra y de rescate de una variedad de partes y los consolidan para la reventa en un punto de venta común.

Desguazadero: Persona o entidad que se dedica al negocio de adquirir o poseer automóviles de rescate para:
(A) reventa de forma integral o como repuestos; o
(B) rearmado, restauración o aplastamiento.

Esta definición incluye a trituradores de vehículos y procesadores de chatarra, así como desmontadoras, desarmadoras, remates de vehículos rescatados y otros tipos de remates, empresas y personas que se ocupan de vehículos rescatados [lo que incluye vehículos declarados “pérdida total”]).  

Pérdida total: El costo de reparar dicho vehículo más complementos proyectados más el valor de reventa menor proyectado más el gasto de reembolso de alquiler supera el costo de comprar el vehículo automotor dañado a su valor anterior al accidente, menos el producto de la venta del vehículo automotor dañado para rescate.

VIN: Número de Identificación del Vehículo; un número singular dado a cada vehículo automotor para fines de identificación.